Prevención Cáncer de Mama: Autoexamen

El autoexamen de los senos sólo toma unos minutos y se hace solamente una vez al mes. Es un procedimiento que puedes realizar tú misma para detectar cualquier cambio en los senos o la presencia del asqueroso cáncer. Este autoexamen no debe utilizarse para reemplazar una mamografía o examen clínico, es sólo un complemento. 

¿Cuándo? 
Este autoexamen puede realizarse a partir de los 20 años y durante toooda la vida (no importando si estás embarazada o si estás en la menopausia).

El mejor momento
Si todavía menstruas, el mejor momento para realizar el autoexamen es una semana (aproximadamente)  después de que tu periodo termine. ¿Por qué?, porque esos son los días en los que los senos no están adoloridos o inflamados.


Soy  “agraciada”, ya no la tengo
Si ya no estás menstruando puedes eligir un día para que te acuerdes, como por ejemplo, los día 30 de cada mes. 

Pasada meridiano y hermosa 
Si estás tomando hormonas, habla con tu médico para saber cuándo debes practicarte el autoexamen.


Llámalo y haz tu cita
Consulta con tu médico si encuentras algún cambio que te preocupe, como por ejemplo:
-Un bulto.
-Secreción (lógicamente que no se leche materna).
-Inflamación.
-Irritación o formación de hoyuelos en la piel.
-Anormalidades en el pezón (enrrojecimiento, escamación o hundimiento).

¡Manos a la obra!

🙂 Sigue los pasos 2, 3 y 4 para determinar cualquier cambio en la forma o en el contorno de los senos. A medida que continuas practicando los pasos ya mencionados, notarás que los músculos del torax se contraen.


🙂 Algunas mujeres (like moi!) prefieren utilizar talco o crema para ayudar a que los dedos se deslicen más fácilmente.

Creo no lo estoy haciendo bien 😦 
Para que puedas asegurarte de cubrir todo el seno, tómate tu tiempo y sigue un patrón, como por ejemplo: círculos y líneas.

-En Líneas:
Comienza por las axilas y desplaza los dedos despacio hacia abajo, hasta que se encuentren debajo del seno. Luego mueve los dedos ligeramente hacia el centro y regresa lentamente hacia arriba. *Sube y baja hasta que hayas cubierto toda el área.

-En Círculos:
Comienza por el extremo exterior del seno y mueve los dedos lentamente alrededor (trazando un círculo). Continua haciendo los círculos cada vez más pequeños acercándote al pezón. *No olvides revisar las axilas y la parte superior del pecho por igual.


La American Cancer Society recomienda:
Tres niveles distintos de presión:

1. Ligero: para examinar el tejido más cercano a la piel.
2. Medio: para palpar más profundamente.
3. Firme: para palpar el tejido más profundo que se encuentra cerca de las paredes del tórax.

Soy feliz!, no encontré nada!
Todo está bien, por eso debes seguir haciendote el autoexamen para así darte cuenta más facilmente si algo anda mal. Tampoco quiere decir que no irás a examinarte con un profesional. Debes hacerlo. La prevención es la cura; no seas estúpida, gracias.

Siento algo y no estoy loca; omg!
Si sientes algo diferente en el tejido o algún bulto, puede haber una razón verdaderamente buena e importante para alarmarte, pero no tanto como para olvidar llamar a tu médico y hacer tu cita.

Esperanza es mi tercer nombre 😉
El 80% de los bultos son beningnos (no cancerosos).
Es natural que sientas miedo si sientes un bulto, pero eso no debe imposibilitarte a tomar acción. Nunca estás sola, te tienes a ti misma.

Sé feliz, vive cada día al máximo, sonríe, bebe agua y ejercítate.

Namaste,

Teacher Kary

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s